ponchinvielmablog said: Si fuera el, jamás te habría dejado!! Eres guapo y has de ser un cabron en la cama.

Es algo complicado eso.

Estoy seguro de que no quería dejarme, pero a la vez él estaba consciente de que era sumamente infeliz en México y cito:

Cuando no estás en México eres otra persona, eres feliz y me encanta verte así.

Entonces, por un lado, me dejó ir para que pudiera ser feliz. Lo que el pendejete no comprendió jamás es que podríamos haber sido felices juntos si hubiera puesto un poco más de su parte en ciertos aspectos.

Para no hacer el cuento demasiado largo, su familia es Top 5 Mexican Fortunes, entonces se movía en círculos muy cabrones. Además las pocas personas que sabían que era homosexual no se mostraron muy tolerantes en ese aspecto.

Está cool, entiendo eso, pero yo no podía quedarme en una relación secreta por más tiempo. Me cagaba ser su “mejor amigo” - en el mejor de los casos. En la mayoría de los casos simplemente ni siquiera me presentaba a nadie.

Y perdón pero tal vez no sea el más guapo, el más inteligente o el más exitoso pero no me merecía eso. Me merezco a alguien que me presuma, no que se avergüence de mí.

Así que… me fui porque ya no podía más con eso (entre otras cosas) y me dejó ir porque jamás haría nada para cambiar esa situación.

Pasando a lo segundo… Nunca se han quejado.